Wall Street se disculpa por sus estimaciones erróneas de Apple mientras Warren Buffett se llena los bolsillos con AAPL [Actualizado]

Wall Street Se Disculpa Con Apple

[[actualizacion: {"text":"ACTUALIZACIÓN: Las acciones de Apple ya han batido su propio récord y superan los 183,7 dólares mientras escribo estas líneas."}]]
Esto no se ve todos los días. Wall Street está comenzando a admitir ante sus clientes que las predicciones realizadas sobre Apple en las últimas semanas fueron erróneas. Eso sí, lo hacen en privado y a su manera. Como si sus recomendaciones no hubieran hecho perder dinero y oportunidades a los inversores que se supone aconsejan.

Eso sí, en las últimas horas se ha sabido que el inversor más veterano de la bolsa se ha llenado los bolsillos de acciones de Apple en el último trimestre. Su nombre, Warren Buffett.

Un super-ciclo que no se materializó


iPhone x plus
La debilidad de los resultados de proveedores de Apple sugirieron un panorama negativo para el trimestre de junio que no se ha materializado. Nuestra previsión actual es de 39 millones de iPhone, sigue siendo menor a los 42 millones de unidades de hace un mes, pero mucho mejor que los 34 millones estimados tras la previsión para junio de proveedores como TSMC y AMS.

Esta nota proviene de la analista de Morgan Stanley y enviada a sus clientes el miércoles pasado, según la cadena CNBC. Y es lo más cercano que vamos a escuchar a un mea culpa de Wall Street. Otros analistas de Bank of America Merrill Lynch o Citi Research reajustaron sus estimaciones ignorando que sus previsiones anteriores eran erróneas.

Personalmente, encuentro que esos 34 millones de unidades en el trimestre de junio es extremadamente baja. Supondría una caída del 17% con respecto al año anterior, algo que sólo ha sucedido con el iPhone 6s en 2016 tras el super-ciclo del iPhone 6 de 2015. En ese momento, las cuentas del iPhone y Apple fueron negativas porque venían de compararse con la brutal explosión en ventas que supusieron estos iPhone de gran diagonal.


Los analistas han sido víctimas de sus propias estimaciones en torno al iPhone X



Ahora sabemos que ese super-ciclo fue un evento excepcional donde la demanda por este tipo de pantallas entre usuarios de iPhone se había acumulado hasta límites insospechados. Con el lanzamiento del iPhone X, numerosos analistas creyeron que Apple estaba a las puertas de un nuevo super-ciclo, siendo demasiado optimistas en sus estimaciones iniciales.
iPhone 8 plus red

El super-ciclo de 2017-2018 no se materializó, lo cual hizo que Wall Street rebajase considerablemente sus estimaciones. Pero se pasaron de frenada. Como un péndulo, pasaron del optimismo entusiasta a un pesimismo lúgubre de forma radical. Hasta el punto que vimos varias situaciones absurdas.

En ningún momento Apple dio a entender que esperaba un super-ciclo ni que esperaba una caída en la demanda del iPhone significativa. Lo único que puede dar a los analistas son sus propias estimaciones a un trimestre vista, al igual que hacen todas las compañías cotizadas. Ese guidance asegura una repetición del trimestre pasado en el de junio, con una subida media del 15,6% de los ingresos.

Al final, esta serie de fallos y errores garrafales en las estimaciones debería hacer que muchos analistas se replanteen su modelo de Apple. O construirlo si no tienen uno. Porque fiarse de los cotilleos de la cadena de suministros asiática de Cupertino es una mala consejera.

A Warren Buffett no le engañan


warren Buffett

Es curioso cómo, mientras los analistas auguraban la inminente debacle de Apple, hubo un inversor que supo ver más allá de sus gritos histéricos. Fue Warren Buffett, el conocido como Oráculo de Omaha en referencia a la ubicación de su hogar en el estado de Nebraska.

Durante el primer trimestre de 2018, la compañía de Buffett adquirió 75 millones de acciones de Apple. Esto supone un 45% más de acciones, comparado con los 166,7 millones que ya poseía a finales de 2017. En total, Berkshire Hathaway tiene 241,7 millones de acciones de Apple con un valor hoy de 42.780 millones de dólares.

Es decir, que justo cuando los analistas aseguraban problemas para la compañía, el inversor más respetado del mundo movía ficha y compraba una parte muy significativa de Apple. Aquí en realidad se están mezclando diferentes tipos de inversores que funcionan de distinta manera. Buffett se caracteriza por comprar buenos negocios a buen precio y a mantener las acciones durante bastante tiempo. Una estrategia conocida como long term value investing o inversión en valor a largo plazo.


Mientras unos se echaban las manos a la cabeza, Buffett se llenó los bolsillos comprando acciones de Apple



Sin ninguna duda, Buffett se ha aprovechado de la mala prensa que ha tenido Apple en los últimos meses. Un ejemplo más de que hay que tomarse con cuidado los rumores de la cadena de suministros de la compañía.

 



Con información de Applesfera